15 mar. 2012

Cocinar me hace libre y eso me agrada!!!!


Simplemente se coloca un uniforme en tu cuerpo; una mano en el mango de tu cuchillo (De los más fieles que he sentido) y un alimento para empezar.
Siempre olvido el segundo nudo de mi delantal pero no molesta para estar cómodo
Como se explica?, no lo sé.
Uno esta simplemente con uno mismo y su vida
Una sola función servir!!!, una sola función Dar!!! ¿A quién? ¿importa? y no esperar nada, hacerlo simplemente pues a uno le agrada.
Puede haber humanos o no, si no los hay mejor!!! y si esa cocina es nocturna mucho mejor, creo que es el mejor momento de una cocina, es como una mujer en su embarazo (es diez veces más hermosa y su sonrisa no lo niega).
A veces se prenden los mecheros y se los mira con recelo, ellos son la vida de la cocina y se piensa
¿A que Dios tendré que agradecer o insultar? 
Es así, comienza la cocina con su función y te absorbe lentamente, no te das cuenta y siempre te absorbe, de aquí para allá, mirando, estando atento para que todo marche como tiene que marchar ¿Algo saldrá mal?, ¿Esta todo bien?.
No importa el cansancio, ni siquiera las risas, la libertad de ser esclavo de una maldita hetaira llamada gastronomía, la mejor amante, la más desagradecida y, eso te hace libre?
Sí !!, es mejor que los humanos, es mejor que lo que rodea, por eso la amo.
No pide nada, solo te hace exigirte a vos mismo y ver cuales son tus límites y te los marca muy bien!!!!, tan bien que siempre uno se pierde en el juego de mejorar.
No te agradece si le das tu vida; solo la dejas a tu vida si vos lo deseáis
Cuando llega a darte algo seguramente es porque ya no le interesas; es parecida al mar, te sumerges en él y sientes la libertad pero eres un pequeño pececito en una pecera gigante y crees que manejas algo. La realidad es que nadie maneja nada, todos somos pequeños peces y en este caso "cocineros". Bastantes personas rondan tus recuerdos y todas están en tu cocina, recuerdos que te permiten solo hablar contigo mismo y a veces en voz alta, mientras colegas te miran raramente jeje!!!!; pero al tiempo ellos están haciendo lo mismo y con una sola mirada ya sabemos de que hablamos. Si alguien miente, la gastronomía automáticamente se ofende y lo hace saber y todo el grupo mira al culpable para ver como disculpa su ofensa, no acepta errores y si los hay, se pagan sin piedad. 
He visto lágrimas humanas en platos elaborados y éstos han sido felicitados, (ironías de la gente) y en la cocina todos estábamos tratando de entender como una lágrima y un dolor pueden ser felicitados. He sabido más de las personas y de sus almas dentro de una cocina que en la vida (su propia vida), he sabido sus pecados y sus virtudes, he visto sus dolores y sus sonrisas puestas en su labor y he aprendido a humanizarme tratando de no hacerlo para que esta niña hetaira no sea celosa. 
Me he dado cuenta que todo pasa para quedar en nada y la cocina me ha dado ese lugar donde pongo mis dolores de soledad que ya no es soledad (y no hablo por mí), pero el mejor recinto de la soledad les aseguro que es una cocina, ahí se forman vacíos y silencios humanos que cualquiera puede entender y respetar. Cada cual en su labor, cada cual en su mundo y en un momento te das cuenta que por más caos que suceda entre comandas, platos, alimentos y humanos, todos estamos bailando al son de ella como bacanales junto a Dionisio y ahí es donde aparece esa libertad de ser esclavo. Ya nada importa, solo ella !!. Como bien dije anteriormente la libertad de ser esclavo de una maldita hetaira llamada gastronomía, la mejor amante, la más desagradecida, y eso te hace libre?
Sí !!, es mejor que los humanos, es mejor que lo que rodea, por eso la amo.

Por ende puedo decir que "Cocinar me hace libre y eso me agrada "


Retroenlace


Blog Le Noble, Desarrollos gastronómicos




Video

No hay comentarios:

Publicar un comentario